Home SALUD salud El tiempo no es tu enemigo!

El tiempo no es tu enemigo!

Valoración de los usuarios: / 0
PobreEl mejor 

  

   Nuestro cuerpo, lejos de ser víctima del tiempo, orquesta el tiempo a través de células para su propio beneficio.

 

PERO: El problema radica en la falsa creencia que el tiempo no nos alcanza y generamos “fechas límites” (término que evoca en cierto modo a la muerte: si se te acaba el tiempo antes de cruzar esa línea, estás muerto). Entonces, si corrés para cumplir esas fechas límites, tu ritmo cardíaco aumentará, se contraerán tus vasos sanguíneos y tu mente se acelerará hasta sucumbir.

   

   Y lo más nocivo es tratar al cuerpo corriendo tras fechas aceleradas porque estás tratando equivocadamente al tiempo como adversario.

   Se ha descubierto que una de las mayores causas del stress es la INCERTIDUMBRE. Dado que la vida está llena de asuntos impredecibles, su mayor reto es que nos adaptemos.

   Los factores incidentales son los que trastornan tu cuerpo al nivel donde se controla el tiempo. Cuando enfocás el antienvejecimiento a nivel físico (ejercicio, dieta, vitaminas, antioxidantes, pérdidas de peso, cosméticos y cirugía plástica), te salteás el nivel invisible que es mucho más importante.

   Cualquier cosa que trastorne la medida del tiempo de tu cuerpo, genera envejecimiento.

   La culpa no es para nada del tiempo!… Recurramos a los factores invisibles que causan el mayor daño:

  

 

   1) LO IMPREDECIBLE: Los sucesos al azar trastornan en el cuerpo todos sus ritmos que deben ser saludables, porque mientras más irregular sea tu estilo de vida, más difícil será la coordinación delicada y compleja que toda célula debe sincronizar con las demás (Corregir horarios irregulares, dormir a horas diferentes, comidas con variaciones drásticas alterando el metabolismo, etc.)

 

  

 

    

   2) DESORDEN, CONFUSIÓN: La descomposición del orden externo. (Aplazar las cosas, las dudas, la indecisión, lo impulsivo, el descuido, el poco interés en la higiene, la falta de objetivos, la inquietud, el desviarse, etc) Todo ello hace que el cerebro envíe señales confusas en cuanto a lo que debe hacerse, de manera que las células envían señales imprecisas: Poniendo orden en nuestra vida exterior, nuestras células darán instrucciones benéficas para equilibrar nuestro interior. O también: organizando el desorden interno y atendiendo a las confusiones del interior, empezarán a organizarse los asuntos externos.

 

 

   

  

   3) ACCIDENTES: Los errores de tu vida conducen a errores en tu cuerpo. (Estar desatento, distraído, indisciplinado, carecer de enfoque y ser autodestructivo, es también una decisión. Porque si elegís divagar por asuntos externos, y perder el enfoque a la prioridad, las células cerebrales pierden el “hábito” de la precisión)

  

 

 

  

  

   4) TRAUMATISMO, ENFERMEDAD: Un cuerpo enfermo pierde la noción del tiempo. Nuestro cuerpo se abre al trauma y a la enfermedad cuando desconocemos las directrices bien establecidas de una vida saludable con prevención. A un nivel más sutil, nuestro cerebro le da pie al sistema inmune, lo cual implica gran cantidad de control sobre cuándo nos enfermamos y cuándo no. (Optar por riesgos y peligros innecesarios, jugar con tu seguridad, exponer tu cuerpo a amenazas físicas e infecciones, rehusarte a prestar atención para curarte, apoyan la idea que dejó de ser cierto que las enfermedades se presentan al azar. )

  

   5) VIOLENCIA: Al recibir un ataque, se rompe en tu cuerpo la coordinación del tiempo. Las emergencias son sumamente destructivas para la vida externa y nuestra vida interna refleja ese trastorno. ). La acción súbita de una alarma suspende las comunicaciones normales. (La decisión de perder el control desatando enojo e ira, con resistencia a entender nuestra hostilidad oculta, en busca de revancha y viviendo con resentimiento, en suma, cualquier estallido de violencia, convoca una reacción extrema de nuestro cuerpo, activando todas las células al punto de alerta máxima. Se liberan adrenalina y otras hormonas de tipo catabólico (porque rompen tejido para liberar energía) que participan en el combate. Al presentarse este colapso a nivel físico, se hace pedazos también el control del tiempo).

  

   6) CAOS: Al destruirse todo sentido del orden, tu cuerpo pierde por completo su capacidad de manejar el tiempo. Caos implica vivir en desorden total, con guerra, crimen, violencia doméstica, al filo de la navaja (social y mentalmente). Cuando el caos entra a la vida, los desastres de la vida externa visitan el cuerpo. Cuando ya no se puede salir adelante, el cerebro se desorganiza de manera drástica. (Las señales que el caos envía al cuerpo son tan desordenadas que los procesos más elementales como: sueño, digestión, metabolismo, y sanación, enfrentan dificultades serias.

  

  

  

  

   Los estallidos caóticos breves son casi tan destructivos como vivir en caos permanente porque en ambos casos el cuerpo corre el peligro de llegar a tal desequilibrio que no regresar a sus funciones normales propias. Por fortuna, el orden con que se daña al cuerpo puede a veces revertirse tomando decisiones y RESINTONIZANDO. Es decir: Organizando paso a paso nuestro cuerpo de manera que recupere su complicado dominio sobre el tiempo.

  

   Esos seis factores están enumerados de menor a mayor daño porque es así como los reconoce el cuerpo: Es más fácil que se adapte a lo impredecible que al desorden, y se adaptará mejor al desorden que a los accidentes.

 

     PARA HACER DEL TIEMPO, TU ALIADO...

 

 

 

  

 

   Considerá la manera en que las decisiones diarias influyen sobre los tiempos de tu cuerpo y leé estas recomendaciones:

  

  

  

   1) Mantené horarios ordenados, comiendo y durmiendo a las mismas horas.

   2) Evitá cambios drásticos en tu dieta y en tus actividades.

   3) Ordená tu ambiente de trabajo evitando distracciones.

   4) Descansá en silencio (para resintonizar el cuerpo)

   5) Retirate de las situaciones estresantes hoy (no mañana)

   6) Tomate tu tiempo, no vivas de prisa.

   7) Tomá decisiones cuando haya que hacerlo (no las postergues)

   8) Prestá atención a lo que está frente a vos.

   9) Concentrate en una sola cosa a la vez.

   10) No emprendas tareas múltiples (Dividir tu atención provoca confusión)

   11) No te tientes a situaciones riesgosas.

   12) Ordená tu casa y tus finanzas.

   13) Considerá tu angustia subyacente.

   14) Liberá tu enojo reprimido sin perder el control ni lastimar a otros.

   15) Renunciá a la violencia de pensamiento y de palabra.

   16) Sé flexible emocionalmente y permancé en tu zona de confort.

   17) Eliminá influencias caóticas en tu trabajo y en tu relación principal.

   18) Viví como si tuvieras toooodo el tiempo del mundo: ESTO CONSTITUYE EL OBJETIVO MÁXIMO DE “LA INMORTALIDAD FUNCIONAL”.

 

   Ésa es la manera en que viven todas las células del cuerpo. Dicha inmortalidad llega de manera natural. Rendirse ante el tiempo es lo que requiere mayor esfuerzo. Hay que comenzar manejando los hechos sencillos de la vida que desordenan nuestra conciencia ( tender la cama a diario, desayunar a horario, llegar antes al trabajo, etc.) y después pasar a espacios psicológicos más complicados.

  La energía puede resintonizarse incluso a través de un cambio que parezca demasiado pequeño. Empezar con lo más sencillo, dará lugar a que logremos trabajar con los problemas más dañinos (trauma, violencia y caos).

   Si tu cuerpo puede funcionar al ritmo de docenas de relojes, cada uno en perfecta sincronía, me siento invitado a preguntar:

   ¿Dónde habita el gran guardián del tiempo? Lo que implica que hay un LUGAR AL QUE EL TIEMPO NO LE AFECTA...como sentarse al margen de un río ara observar los contínuos cambios de sus movimientos.

 

   Ése lugar debe ser el tiempo exterior, que significa que de algún modo tu cuerpo conoce el significado de ser atemporal.

 

  

   ES AHÍ DONDE NACE LA INMORTALIDAD FUNCIONAL, CON LA CONCIENCIA QUE “EL TIEMPO NO PUEDE TOCARNOS”

 

Fuente:    Fragmentos de “Reinventa tu cuerpo, resucita tu alma” del Dr. Deepak Chopra, por la Dra. María Leonor Traferro

 

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Videos, lir

You must have the Adobe Flash Player installed to view this player.

Publicidad

Estadisticas

Usuarios registrados : 38824
Contenido : 104
Clics de vista de contenido : 413045

Galeria de imagenes

Quién está en línea?

Tenemos 43 invitados conectado

Acceso