Home TRABAJO Trabajo Stress por trabajo

Stress por trabajo

Valoración de los usuarios: / 0
PobreEl mejor 

   Según una investigación reciente, los trabajadores que sufren un alto grado de estrés laboral presentan un mayor índice de morbilidad que los que ocupan empleos donde la presión es baja. Pero los costes del estrés no se limitan a aquellos que lo sufren. Según los expertos de salud e higiene en el trabajo, los gastos en salud de las personas afectadas por la enfermedad de nuestro tiempo son casi el 50% superiores a los de los trabajadores que declaran un bajo nivel de estrés. El estrés también puede resultar caro para los empresarios, porque si se prolonga, produce un claro absentismo y caídas de productividad...Hacé click en Leer más (abajo de la imagen.)

  

Cuando mas no es mejor.

Surmenage: Cómo evitar un colapso intelectual.

    Estudiar obsesivamente puede tener consecuencias negativas. La autoexigencia y los miedos de la sociedad actual, un cóctel peligroso. Recomendaciones.

  

   Ocho horas diarias de clases en la facultad, más cuatro de estudio, y ocho más de trabajo en dos empresas diferentes, le dejaban a Federico un mínimo margen de tiempo para descansar por día. Todo esto sumado a la presión por haber obtenido una beca de estudio y otra de alojamiento que lo obligaba a mantener un alto promedio generaron en él un cóctel peligroso para su salud mental que terminó diagnosticado como surmenage, un colapso intelectual.

   Hoy conocido como " Síndrome de la fatiga crónica", cuadro semejante al famoso burnout, este mal se produce en aquellos que, dominados por una sobrecarga de exigencia laborales e intelectuales, alcanzan un estado de extenuación emocional. En general, las personas que terminan con un cuadro de este tipo están sometidas a problemas emocionales y se sienten obligados a no fallar.

   “El surmenage es una forma antigua de llamar a los cuadros de estrés. Son en general crónicos y producen extenuación emocional, un desasosiego de la meta que se ha fijado y una baja de rendimiento”, explica la psiquiatra Elsa Wolfberg, de la Asociación Psicoanalítica Argentina. “Se da por sobrecarga, por querer absorber en poco tiempo más de lo que es posible en lugar de graduar y asimilar paulatinamente un cúmulo de conocimiento”, agrega la especialista. Aclara que no todo aquel que se someta a un tiempo extenso de estudio es susceptible de sufrir las consecuencias del surmenage. Otro factor que en muchas ocasiones resulta central para el desarrollo de este síndrome es la presión social. “La sociedad empuja a esto”, añade la psiquiatra.

   El temor a perder el trabajo, la competencia, la necesidad de poder alcanzar un futuro laboral próspero puede producir situaciones de este tipo. “El dopaje es la demostración de que hay una exigencia que va por arriba de lo que el sujeto puede rendir”, ejemplifica Wolfberg al hacer referencia a los medicamentos que los jóvenes suelen tomar a la hora de estudiar – por ejemplo, exceso de aspirinas-.

   Consecuencias

   Federico vivía a base de mate, la ansiedad no le permitía comer y terminó con cosquilleos en brazos y piernas, fuertes dolores de cabeza y dolencias musculares. En ocasiones también padeció alucinaciones. “El correlato del surmenage es la fatiga, la contractura, el dolor de cabeza y la taquicardia”, comenta Wolfberg. Además, “por la extenuación emocional termina habiendo una defensa espontánea que consiste en querer alejarse y, por lo tanto, la baja del rendimiento y la insatisfacción”. Así, la sobre exigencia termina siendo en vano.  

    Cómo evadir el surmenage

   Para evitar llegar a una situación límite de estrés es necesario tomar conciencia de los riesgos que se corren y poder dar cuenta del nivel de sobrecarga al que la persona se somete una persona. “Regular la cuota de trabajo intelectual, graduarla, repartirla de una manera razonable. Revisar los ideales, que no sean muy tiránicos, y buscar momentos para despejarse”, son algunos de los consejos que ofrece Wolfberg. Además, es importante dedicar tiempo en medio del estudio para tomarse un recreo, distenderse y pensar en otra cosa. Es fundamental también estar alerta y mantener el contacto con el propio cuerpo. “Generalmente uno esta tan absorbido por la meta que no advierte que va teniendo repercusión en el organismo por el exceso de actividad intelectual”, asegura la psiquiatra. La actividad física es siempre una buena opción para despejar la mente.  

   Según una investigación del Instituto de Investigaciones Políticas de Canadá, el coste del estrés para los empresarios supone cada año cerca de 3.500 millones de dólares. Las Encuestas Sociales Generales de los años 1.994 al 2.000 analizan las causas que provocan es estrés entre los trabajadores canadienses.

   Concentrándonos en el período más reciente, se destacan algunas diferencias entre los empleados por cuenta propia y los trabajadores por cuenta ajena; entre los que trabajan a tiempo parcial y completo, y entre los diferentes grupos ocupacionales. El presente informe, que se basa en esa Encuesta, también distingue entre las distintas características demográficas y su relación con las causas del stress laboral. Los trabajadores estaban menos preocupados con los despidos en el año 2.000.

   El Centro Canadiense de Salud y Seguridad Ocupacional define el stress laboral como “ las respuestas dañinas de tipo físico y emocional que pueden ocasionarse cuando hay un conflicto entre las exigencias del empleo sobre el trabajador y el nivel de control que ese trabajador tiene para manejarlas”. Específicamente, la causa más citada de estrés es la falta de tiempo o las excesivas exigencias laborales. Otras causas de estrés son el miedo a las lesiones o los accidentes de trabajo, las deficientes relaciones interpersonales con los compañeros o superiores, la amenaza del despido o pérdida de empleo, y la necesidad de tener que aprender informática.

   A pesar de las diferentes circunstancias económicas, la mayoría de las causas del estrés son las mismas en 1.994 que en 2.000. Por ejemplo, el riesgo de accidente laboral fue citado por el 14% de los trabajadores en 1.994 y el 13% en 2.000, mientras que las excesivas exigencias del puesto de trabajo fue motivo de estrés para el 34% de los encuestados en ambos años. La amenaza del despido o pérdida del empleo fue la excepción. Durante la expansión económica de 2.000 cuando el acceso al trabajo no era difícil, sólo el 13% de los trabajadores citaban el despido como causa de estrés frente al 22% en 1.994, cuando se acababa de pasar una recesión económica en Canadá y había un alto nivel de desempleo. Demasiadas exigencias y largas horas de trabajo, la queja común de los trabajadores. Las intensas cargas de trabajo y el exceso de jornadas laborales puede menoscabar el tiempo personal y de ocio. Las nuevas tecnologías como Internet y el correo electrónico hace que los trabajadores estén “conectados permanentemente” a sus empleos. De modo que no es sorprendente que en el año 2.000, cerca del 34% de los trabajadores identificaron como clara fuente de estrés las excesivas exigencias laborales o las muchas horas que dedicaban a trabajar. El 15% citaban como causa de estrés las pobres relaciones interpersonales con jefes y compañeros y el 13% los riesgos de lesiones o accidentes laborales. Finalmente, el 11% señalaban como causa de estrés el que tuvieran que aprender nuevas tecnologías como exigencia ineludible de sus puestos de trabajo. La pérdida de empleo figuraba como la causa principal de estrés para el 13% de los encuestados, y de ellos, más de 4 de cada 10 pensaban que era muy probable que perdieran su empleo o fueran despedidos en el año siguiente.

 

   Los trabajadores pueden percibir varias causas simultáneas de estrés. Así, el 26% solo reconocían una causa, frente al 16% que declaraban dos, y el 10% citaban tres o más causas origen del estrés en sus empleos. Este relativamente alto índice de estrés por causas múltiples puede ser una de las razones por las que los programas de asistencia a los trabajadores se están volviendo comunes en muchas empresas canadienses. Los trabajadores autónomos declaran un tipo de estrés diferente Los canadienses a menudo consideran el trabajo autónomo como una alternativa a la tradicional relación empresario- empleado. En 2.000, había 2, 8 millones de canadienses que trabajaban por cuenta propia. Las razones por hacerse trabajador autónomo son muy variadas. Algunos no tuvieron otra alternativa para trabajar, otros lo hicieron llevados por un espíritu emprendedor. Cualquiera que sea la razón, el trabajo por cuenta propia ofrece un ambiente laboral diferente al del trabajo tradicional por cuenta ajena. Según los datos de 2.000, los trabajadores autónomos citan escasos conflictos interpersonales como origen de estrés, quizás porque ellos mismos eligen a sus empleados, y aunque la pérdida de empleo es citada como causa de estrés solo en el 8% de los casos, en cambio identifican claramente el número excesivo de horas de trabajo o las exigencias laborales como fuente de estrés (37% frente al 34% de los trabajadores por cuenta ajena). Los trabajadores a tiempo completo están mas estresados La mayoría de los trabajadores canadienses trabajan a tiempo completo, es decir, 30 o más horas a la semana.

   De los 14 millones de trabajadores mayores de 15 años que habían trabajado durante el año anterior a la encuesta, el 80% lo hizo a tiempo completo. Quizás porque emplean más tiempo en un trabajo retribuido, estos trabajadores citan con más frecuencia que los trabajadores a tiempo parcial, todas las causas principales de estrés que hemos visto. Cerca de la mitad (47%) de los trabajadores a tiempo completo que trabajaron más de 40 horas a la semana declararon estar estresados como consecuencia del número excesivo de horas de trabajo o de exigencias laborales frente al 22% de los trabajadores a tiempo parcial, que trabajaron entre 16 y 29 horas semanales. Los trabajadores a turnos están mas preocupados por los accidentes La investigación ha mostrado que los trabajadores sometidos a trabajo a turnos tienen más propensión a sufrir accidentes laborales o lesiones relacionadas con su trabajo. En efecto, muchos de los accidentes industriales mas graves sucedieron a primeras horas de la mañana y fueron originados por el sueño, decisiones equivocadas o no haber reaccionado a tiempo debido a falta de sueño de los afectados. Incluso aunque muchos trabajadores a turno tienen jornadas normales de 8 horas diarias, al ser en diferentes horarios, resultan afectados por el cambio del ciclo de sueño y descanso y muchos manifiestan alteraciones de sueño debido a esta causa. El 28% de estos trabajadores manifiestan como causa de estrés el miedo a los accidentes laborales. Entre estos, el 35% cita además sufrir las causas normales de estrés del resto de los trabajadores. Las excepciones fueron los trabajadores que trabajan en horarios estables de tarde o noche (27%) y los que trabajan con otro tipo de horario, incluidos los que permanecen de guardia (21%), que se sienten menos estresados. Directivos estresados por la falta de tiempo; trabajadores por el riesgo de accidentes Los profesionales, directivos y trabajadores intelectuales tendieron a mencionar como causas de estrés la falta de tiempo para su trabajo o las excesivas exigencias laborales, mientras que los trabajadores de oficios, transporte u ocupados en industrias primarias citaban como causa principal de estrés la inseguridad y el riesgo de accidentes. Los profesionales de la salud son los que más se quejan de excesivas exigencias laborales (50%). Además, a un tercio de ellos les causa estrés el riesgo de accidente, lesión o enfermedad profesional, las excesivas horas de trabajo y los turnos irregulares. Los profesionales de la salud citaban en un 46% múltiples causas de estrés en su actividad laboral. La aparición de las nuevas tecnologías ha facilitado la comunicación y el crecimiento y evolución de las empresas. Sin embargo, los cambios continuos que acompañan a los avances tecnológicos requieren constante formación y puesta al día en las habilidades de los trabajadores, algo que muchos canadienses consideran estresante. Mientras que, en general, al 11% de los trabajadores les causa estrés el tener que aprender informática, ello afecta al 20% de los trabajadores ocupados en el área de ciencias sociales. Por otra parte, las profesiones de ciencias, salud, y otros campos de profesionales muestran un alto conocimiento y utilización de la informática como herramienta habitual en su trabajo (86%), mientras que el más bajo se produce en entre los trabajadores de las industrias primarias (24%). Las malas relaciones interpersonales pueden ser una causa importante de estrés en las empresas. Más en el ambiente laboral actual, donde es frecuente trabajar en grupo o como miembro de un equipo. Pero incluso en profesiones donde no se exige el trabajo en común, son comunes como causas de estrés las relaciones con los compañeros, supervisores, subordinados o clientes. De media, el 16% de los trabajadores declara como causa de estrés una de las citadas, frente al 10% de los trabajadores de industrias primarias y el 21% de los trabajadores de la salud. En el resto de profesiones no se aprecia un cambio significativo de esta causa de estrés respecto de la media. El estrés laboral varia según la edad y el sexo Tanto la edad como el sexo pueden ser un condicionante en el tipo de estrés sufrido en las empresas. Así, los trabajadores jóvenes recién incorporados al mercado de trabajo no sufren el mismo tipo de estrés que los de mediana edad o los cercanos a la jubilación. Igualmente, las causas del estrés difieren según los géneros. La edad supone una gran diferencia en cuanto al estrés ocasionado por la necesidad de conocer nuevas tecnologías, especialmente la informática. Los jóvenes canadienses han crecido con ordenadores en sus casas y escuelas y se sienten cómodos con todos los aspectos de las nuevas tecnologías. Sin embargo, los trabajadores añosos tienden a considerarlas como una necesidad intimidatoria que causa estrés. Los datos del año 2.000 avalan esta tesis. Cerca del 16% de los trabajadores de más de 45 años que tuvieron que aprender informática, consideraron este hecho como causa de estrés frente al 8% de los de entre 15 y 24 años. Sólo el 25% de los trabajadores de este último tramo de edad identificaron como causa de estrés los horarios o las exigencias laborales, frente al 37% de sus compañeros de más edad. Este hecho no sorprende, por cuanto los jóvenes trabajadores son nuevos en el mercado de trabajo, a menudo trabajan a tiempo parcial y suelen tener menos conflictos de compatibilizar la vida profesional y la familiar. Pero los jóvenes trabajadores declaran también causas de estrés. Así, el 22% tiene miedo de los accidentes laborales, frente al 15% de los trabajadores mayores. Ello puede ser debido a la natural inexperiencia profesional y al hecho de que ejercen su actividad laboral en sectores donde hay una mayor incidencia de lesiones y accidentes de trabajo.

   Quíen sufre más? Hombres o mujeres?   

 

   En cuanto a las diferencias por género, tanto hombres como mujeres pueden sufrir el estrés por igual. Sin embargo, las mujeres de entre 45 y 64 años declaran mas estrés derivado de exceso de horas de trabajo o exigencias laborales. El hecho de que se mantiene el papel tradicional de las mujeres como principales responsables del cuidado del hogar y los hijos puede ser la causa del estrés asociado al género.   

   Sin embargo, con independencia de la estructura familiar de las mujeres (solteras, con hijos, casadas etc), las mujeres se sienten más estresadas que los hombres. Por otra parte, en todos los segmentos de edad, los hombres sentían más estrés por posibles accidentes o lesiones por causa del trabajo que las mujeres. El tipo de trabajo y el horario predice el nivel de estrés Del análisis de los datos se deduce que, lógicamente, el estatus laboral, tipo de trabajo, horario, edad y sexo pueden predecir claramente el nivel de estrés que se puede padecer. Por ejemplo, las probabilidades de sufrir estrés son 7,2 veces superiores en profesiones sanitarias que en las de gerencia o dirección y en las áreas de finanzas, gestión empresarial y social. Por otra parte, el estado civil y la presencia de niños menores de 14 años no contribuye significativamente al estrés en el trabajo por demandas laborales excesivas o largas jornadas.

     

Fuentes: www.perfil.com/contenidos/2009/02/26/noticia_0017.html

               http://tusaludlaboral.galeon.com/productos1356456.html

 

Comentarios  

 
0 # claudio 25-06-2012 09:35
Interesante articulo de una enfermedad de nuestra era, con el rigor profesional para tratarla en un analisis de encuenta de excelentes resultados
Responder | Responder con una citación | Citar
 
 
0 # claudio 25-06-2012 09:36
me gusto
Responder | Responder con una citación | Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Videos, lir

You must have the Adobe Flash Player installed to view this player.

Publicidad

Estadisticas

Usuarios registrados : 40896
Contenido : 104
Clics de vista de contenido : 416212

Galeria de imagenes

Quién está en línea?

Tenemos 18 invitados conectado

Acceso