Home VARIEDAD variedad Anorexia, bulimia y otros trastornos

Anorexia, bulimia y otros trastornos

Valoración de los usuarios: / 0
PobreEl mejor 

   Hijos chicos, problemas chicos. Hijos grandes...problemas y trastornos alimentarios que llaman la atención por la frecuencia en que se presentan. Cada vez son más los casos de patologías psiquiátricas graves y potencialmente mortales en las que el alimento se vuelve el síntoma, el "arma", la palabra misma.

 

 1)ANOREXIA:  En este caso lo que aparece es un rechazo a la comida, en general por temor a engordar.

 2)BULIMIA, en cambio, es un trastorno compulsivo caracterizado por atracones recurrentes que terminan por culpa, vergüenza, en "comportamientos compensatorios", como provocarse el vómito, usar laxantes o realizar ejercicios excesivos.

 En ambos casos suele haber una fuerte distorsión de la imagen corporal, depresión y terror a engordar y enfrentar el "peso" de un cuerpo adulto. "Para que haya un trastorno alimentario debe haber una predisposición de fábrica psicológica y genética, pero el hecho de que una persona renuncie a comer y retrograde todo aquello que asocia al crecer (la menstruación, las curvas, el peso) está muy ligado también a lo cultural. La mayor prevalencia de estas enfermedades tiene que ver con que la bulimia y la anorexia son el rostro que la cultura le presta hoy a algunas patologías", dice la especialista Mónica Katz, fundadora del equipo de trastornos alimentarios del hospital Durán.

 ¿Qué esconden esos rostros? "Soledad, carencias, falta de delimitación generacional, madres e hijas usando la misma ropa, poca diferenciación de roles, crisis de autoridad, etc."

 3)Nocturnexia :Síndrome del comedor nocturno "Son personas que por preocupaciones, ansiedad y poca verbalización de sus problemas, suelen despertarse varias veces de noche para atacar la heladera. La diferencia con la bulimia es que no tienen conductas compensatorias, es decir, no salen corriendo a vomitar, a tomar un diurético o a hacer ejercicio: calman la ansiedad a través de la comida y vuelven a acostarse. Se calcula que de madrugada ingieren un 50% de su ingesta de calorías diaria, por lo que la mayoría tiene sobrepeso u obesidad. No se levantan a comer lechuga, en general comen alimentos de alta densidad calórica, como dulces, harinas y grasas". Por esta conducta, los comedores nocturnos suelen tener problemas con sus parejas y cuánto más les marcan el problema, más comen. Lo padecen entre el 1 y el 5% de la población y entre los que consultan porque están obesos, del 8 al 9%.

 2)Permarexia "Son personas jóvenes que viven a dieta, pero no bajo control médico: recurren a las dietas de las famosos en las revistas. Lo hacen mujeres adultas, profesionales, de alto nivel de educación, no es gente que no sabe lo que hace". Se las puede reconocer porque viven atentas a las calorías que tienen los alimentos, y suben y bajan de peso con frecuencia por el efecto rebote de las dietas.

3)Drunkorexia "Este verano tuvimos un problema terrible con esto: son jóvenes que no comen o comen un yogur en el día para poder consumir todo el alcohol a la noche y no engordar. Saben que el alcohol fija las grasas, pero no renuncian a él: renuncian a las grasas".

4)Selecrexia: Síndrome del comedor selectivo Van dejando de comer algunos alimentos y consumen menos de diez a lo largo de dos años. Por ejemplo, primero dejan las verduras, después las carnes, las frutas y terminan comiendo sólo milanesas, chocolates y gaseosas. Muchos no las dejan sino que nunca las incorporan: hay chicos desde los 3 años con este síndrome. "Si en esa lista no hay lácteos van a tener carencia de calcio, si no hay fuente de hierro van a tener anemia. Las carencias nutricionales no siempre producen la muerte, pero provocan una mala calidad de vida".

 5)Ortorexia "Buscan la perfección en el comer, desde alimentos orgánicos, productos light o macrobióticos, y hacen una suerte de composición propia de lo que creen que es saludable. Se restringen todo: no toman café porque creen que puede provocar problemas cardíacos, no comen pollo porque creen que está lleno de hormonas, no comen tomate porque si es perfecto creen que está manipulado genéticamente. Pueden terminar desnutridos, por lo que el objetivo inicial termina en lo contrario". Que ahora existan deliveries de kioscos o blogs que enseñan a perder peso o a encubrir el resultado de los análisis para que nadie detecte un trastorno no significa que las condiciones están dadas para que alguien se enferme, pero quienes tienen una predisposición encuentran ahí un rumbo. Que estos trastornos ya preocupen deja en evidencia un déficit crónico en prevención.

Fuente www.intramed.net

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Videos, lir

You must have the Adobe Flash Player installed to view this player.

Publicidad

Estadisticas

Usuarios registrados : 40896
Contenido : 104
Clics de vista de contenido : 416218

Galeria de imagenes

Quién está en línea?

Tenemos 35 invitados conectado

Acceso